Me llamo Aroa, soy fotógrafa, pero además soy mamá, viajera y una persona muy pasional. Esto último es lo que me hizo llegar a tomar una de las decisiones más importantes de mi vida, que fue abandonar mi profesión anterior para volcarme totalmente en la fotografía.

Amo la fotografía en general, pero he de decir que me apasiona la fotografía infantil, maternal y familiar. Debido a que la fotografía de bebés requiere seguridad y técnica, decidí formarme en el campo de la fotografía newborn / recién nacido.

Trabajo con cariño y esmero tanto en interiores como en localizaciones exteriores, intentado superarme cada día. Mi meta es sorprender, transmitir y conseguir robar emociones. Si queréis saber algo más de mi trabajo, lo mejor es que echéis un vistazo a mi galería, donde podéis ver mi estilo fotográfico.